redes redes redes redes
ingles español
logotipo-medico-mujer

Servicios Integrales

  • slide
  • slide
  • slide
  • slide
  • slide
  • slide

Calidad Garantizada

Clínica de Detección del Cáncer en la Mujer (Cáncer Cérvico-Uterino, Cáncer de los Senos)

deteccion-cancer

Papanicolau La prueba del Papanicolaou se comenzó a utilizar desde hace 50 años, esta prueba ha disminuído el número de muertes por cáncer de cérvix en un 70 por ciento en los E.U.A. La prueba del Papanicolaou detecta cambios en las células del cérvix (la entrada del útero en una mujer). Estos cambios podrían llegar a ser cáncer. El hallazgo de los cambios celulares con la prueba del Papanicolaou es importante ya que se puede tratar en etapa temprana antes de que llegue a ser algo serio, teniendo una prueba del Papanicolaou una mujer puede prevenir el cáncer del cérvix. Cérvix El cérvix es el extremo más bajo y estrecho del útero, está cubierto por una capa delgada de tejido (como la piel dentro de la boca). Existen células que hacen que este delgado tejido esté creciendo todo el tiempo, durante este proceso, las células en la capa inferior se mueven lentamente a la superficie del cérvix, cuando estas células alcanzan la superficie, son desprendidas. En este proceso, algunas células pueden llegar a detectarse anormales. Para la prueba del Papanicolaou, se toma una muestra de células de la superficie del cérvix. La prueba puede encontrar las células anormales que podrían conducir al cáncer de cérvix y de la vagina. No se utiliza para detectar el cáncer en otras partes del cuerpo. Una parte fundamental en la salud La realización regular del Papanicolaou es una parte importante en su cuidado médico total. Cuando comenzar a realizarse el papanicolaou y con qué frecuencia dependerá de su historia clínica. El primer Papanicolaou debe realizarse a los 18 años o cuando se inicie la vida sexual activa, lo que suceda primero. Las pruebas del Papanicolaou deben continuar después de la menopausia. Si sus pruebas muestran resultados anormales o si usted ha tenido cáncer, el médico puede aconsejarle realizar el Papanicolaou más a menudo. Si usted ha tenido una histerectomía por una enfermedad benigna (no por cáncer) también deberá realizarse el papanicolaou. Algunas mujeres tienen un riesgo más alto de desarrollar cambios cervicales, esto puede ser en el caso de haber tenido más de una pareja sexual, si el inicio de las relaciones sexuales fue a edad temprana, si se han tenido enfermedades de transmisión sexual (ETS), por ejemplo Virus del Papiloma Humano, Herpes, si es fumadora o tiene un sistema inmune comprometido (tal como un paciente con V.I.H. o con algún trasplante) si hay alguno de estos factores de riesgo debe realizarse prueba de papanicolaou cada 6 meses. Si usted no tiene ningún factor de riesgo y ha tenido los últimos tres resultados normales, el médico puede sugerirle que la prueba sea más espaciada. De cualquier forma deberá ver al Ginecólogo cada año para un examen pélvico. Las células anormales pueden pasar varias etapas de cambios antes de que aparezca el cáncer cervical. Los cambios celulares se completan en unos años. Si ocurre el cáncer, los síntomas pueden incluir sangrados anormales, dolor pélvico o flujo vaginal. En la mayoría de los casos no hay síntomas. Para la prueba del Papanicolaou se inserta en la vagina un espejo vaginal y se colecta una pequeña muestra de células con un cepillo citológico o una espátula. La prueba del Papanicolaou se puede hacer durante la consulta médica. No debe estar en periodo de menstruación ni utilizarse duchas vaginales, medicamentos, espermaticidas o lubricadores vaginales durante 2 a 3 días antes de la prueba, cualquiera de estos productos pueden llevar a falsos resultados positivos o negativos. La prueba no es dolorosa. La muestra es colocada en una laminilla de cristal que se enviará al laboratorio para que un patólogo busque células anormales a través del microscopio. Se clasifican los resultados basándose en los hallazgos celulares.